Saltar al contenido

¿Pulsera de actividad o smartwatch?

La creciente incorporación de funciones  a las pulseras de actividad y a los smartwatches hace que no siempre sea fácil distinguirlos. Ambos se esfuerzan por ofrecer una mayor comodidad al usuario, compartiendo cada vez más un mayor número de funciones. En pulserasdeactividad.org te damos las claves para diferenciarlos y para que elijas tu dispositivo ideal.

Pulsera de actividad
Las pulseras de actividad ofrecen un diseño práctico y elegante.

¿Qué es una pulsera de actividad?

Las pulseras de actividad son dispositivos wearables que nos permiten monitorizar nuestras actividades diarias. Además, pueden controlar nuestros entrenamientos y sesiones deportivas. Gracias a que miden nuestros hábitos diarios y nuestro descanso, las pulseras de actividad nos dirigen a una vida más saludable. De entre sus principales funciones podemos destacar: pulsómetro, GPS, cuentapasos, cronómetro, notificaciones, alertas por inactividad, etc. También nos permiten controlar la música de forma remota, avisar de llamadas, recibir mensajes, conectarnos a Internet o establecer recordatorios y retos.

¿Qué es un smartwatch?

Por su parte, un smartwatch es una extensión de nuestro smartphone, un teléfono en miniatura. De entre sus funciones destacan la recepción de llamadas, localización, gestión de pagos con tarjeta, etc. Sin embargo, para desempeñar estas funciones es necesario sincronizar el smartwatch con el móvil en todo momento, por lo que el consumo de batería será un dato importante a tener en cuenta.

¿Cuál es la diferencia?

Como hemos visto, aunque presentan similitudes son dispositivos que ofrecen distintas funcionalidades. Las principales diferencias entre una pulsera de actividad y un smartwatch son:

Tamaño

El tamaño y el peso de las pulseras de actividad es bastante más reducido que el de un smartwatch. Esto les confiere una ventaja por ser más prácticas para el día a día, ya que analizan nuestra actividad constantemente sin que nos demos cuenta de su presencia. Sin embargo, ambos dispositivos ofrecen gran variedad de modelos muy elegantes.

Smartwatch y pulsera de actividad
Smartwatches y pulseras de actividad, reyes indiscutibles del diseño minimalista.

Autonomía

Como hemos señalado anteriormente, la capacidad del smartwatch de desempeñar las funciones de nuestro teléfono exige que ambos estén sincronizados en todo momento. En esta situación, la autonomía de la mayoría de los smartwatches no superará los 2 días, mientras que la media en las pulseras de actividad va de 10 a 12 días. La ventaja de las smartbands es que no necesitas tenerlas siempre conectadas al teléfono móvil, por lo que también te permiten ahorrar batería en tu celular.

Precio

Para muchos, el precio es el factor más importante a tener en cuenta. Si estás buscando un dispositivo económico que ofrezca la mejor relación calidad-precio, sin duda, deberías decantarte por una pulsera de actividad. Hay pulseras de actividad con gran cantidad de funciones desde 20 euros, mientras que la mayoría de los smartwatches oscilan entre los 200 y los 400 euros.

Smartband
Su increíble relación calidad-precio convierte a las pulseras de actividad en la compra perfecta.

Conclusión, ¿cuál se adapta a ti?

A la hora de elegir entre una pulsera de actividad o un smartwatch es necesario tener en cuenta tus preferencias. Si estás buscando un dispositivo de calidad y económico, que te ayude a alcanzar un estilo de vida saludable, la pulsera de actividad es tu mejor elección. Si, por el contrario, el precio no es un inconveniente para ti y eres una persona interesada en el uso permanente de la tecnología, tu mejor opción sería un smartwatch.

Resumen